Una  Organización de Productores de Frutas y Hortalizas, también llamada OPFH puede estar formada tanto por cooperativas, como por sociedades agrarias de transformación, cualquier otra sociedad mercantil o entidad jurídica con personalidad jurídica propia.

Todas requieren un acto administrativo de reconocimiento por la Junta de Andalucía u Administración equivalente.

Este Reconocimiento como OPFH nos va a permitir planificar la producción, concentrar, oferta reducir los costes de producción o fomentar técnicas de cultivo y producción.

Artículo 5. Categorías de reconocimiento.

1. Las organizaciones de productores deberán ser reconocidas respecto de una de las siguientes categorías, cada una de las cuales incluye los productos recogidos en el anexo III:

En FG ABOGADOS ASOCIADOS tenemos experiencia a la hora de realizar las gestiones de solicitud o reconocimiento de la OPFH así como cualquier trámite, objeción o reclamación que la Administración nos requiera a la hora de gestionar las ayudas.

El reconocimiento de una OPFH se otorga a las empresas agrarias que se dedican a la comercialización de frutas y hortalizas o productos destinados a la transformación.

(i) OPFH Frutas y hortalizas.

(ii) OPFH Frutas.

(iii) OPFH Hortalizas.

(iv) OPFH Productos destinados a la transformación.

(v) OPFH Cítricos.

(vi)OPFH Frutos de cáscara.

(vii)OPFH Setas.

(viii) OPFH Aromáticas y condimentos.

(ix)OPFH Uva de mesa.

(x)OPFH Melón.

(xi) OPFH Cebolla.

2. Con excepción de lo establecido en el artículo 12 del presente real decreto, los productores de una organización de productores tendrán la obligación de comercializar, a través de ella, la totalidad de su producción relativa a los productos para los que esté reconocida. En caso de que la organización de productores no esté reconocida para uno, o varios, productos de los que produce, podrá pertenecer a otra u otras organizaciones que sí estén reconocidas para la categoría a la que pertenezca dicho producto.

Las OPFH están constituidas fundamentalmente por productores y su finalidad es comercializar la producción.  Permiten planificar la producción, infraestructuras, instalaciones en el campo, adquisición de maquinarias, aperos, vehículos.

Vamos a poder mejorar tanto en calidad, cómo en el destino realizando entre otras promociones comerciales que nos permitan llegar al cliente final, procesos de mejora de producción, formar al personal de la empresa y también se nos permiten ayudas destinadas a crisis, como por ejemplo la retirada de producción, recolección en verde.

3. Para poder obtener el reconocimiento como categoría (iv), la entidad correspondiente deberá obtener el compromiso por escrito, por parte de sus miembros, de una entrega mínima que garantice el valor de la producción comercializable mínimo establecido para ellas en el anexo IV, así como aportar el correspondiente contrato de suministro entre la empresa transformadora y la organización en caso de que esta no sea la propia transformadora.

Las OPFH van más allá de crear una sociedad o una fórmula jurídica. Reciben subvenciones y son una de las herramientas de la Unión Europea para modernizar las empresas agrarias, a la vez que dotar la estructura para permitir concentra la oferta. Se busca poder negociar en mejores condiciones con el final de la cadena de valor o una forma en la que el producto llega al cliente final.

Es decir vamos a recibir unas ayudas condicionadas a modernizar tanto la producción como la comercialización como la oferta.